Quiropráctica: una opción de tratamiento seguro

La quiropráctica es ampliamente reconocida como una de las terapias no invasivas, libres de drogas y más seguras disponibles para el tratamiento del dolor de espalda, dolor de cuello, dolor en las articulaciones de brazos y piernas, dolores de cabeza y otras afecciones neuromusculoesqueléticas.

Aunque la quiropráctica tiene un excelente historial de seguridad, ningún tratamiento de salud está completamente libre de posibles efectos adversos. Los riesgos asociados con la quiropráctica, sin embargo, son muy pequeños. Muchos pacientes sienten un alivio inmediato después del tratamiento quiropráctico, pero algunos a veces pueden experimentar un leve dolor o inflamación, tal como lo hacen después de algunas formas de ejercicio.

La literatura actual muestra que las molestias menores o el dolor después de la manipulación espinal generalmente desaparecen en 24 horas.

Además de ser una forma segura de tratamiento, la manipulación espinal es increíblemente efectiva, logrando que los pacientes vuelvan a ponerse de pie más rápido que con la atención médica tradicional.

Estudios lo confirman

  • Un estudio de marzo de 2004 en el Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics descubrió que la atención quiropráctica es más efectiva que la atención médica en el tratamiento del dolor lumbar crónico en pacientes que han experimentado síntomas durante un año o menos.
  • De manera similar, un estudio publicado en la edición del 15 de julio de 2003 de la revista médica Spine descubrió que la manipulación manual proporciona un mejor alivio a corto plazo del dolor espinal crónico que una variedad de medicamentos.
  • Además, un estudio de 2012 en Spine encontró que solo el 1.5 por ciento de los trabajadores con lesiones en la espalda cuyo primer punto de tratamiento era un doctor en quiropráctica requirió cirugía, en comparación con el 42.7 por ciento de los trabajadores cuyo primer contacto fue un cirujano.

 

Si visita a su médico de quiropráctica, sea muy específico con respecto a sus síntomas. Esto ayudará a su médico de quiropráctica a ofrecer el tratamiento más seguro y efectivo, incluso si implica derivación a otro proveedor de atención médica. Dependiendo de su condición clínica, él o ella puede renunciar a la manipulación, y en su lugar puede recomendar la movilización de la articulación, el ejercicio terapéutico, técnicas de tejidos blandos u otras terapias.

De igual forma le recomendamos que visite nuestras oficinas, estamos ubicados en diferentes locaciones de la Florida para que pueda encontrarnos fácilmente. Nuestro personal con gusto responderá cada una de sus preguntas así que no deje de llamarnos.

Aquí encontrará más consejos que le encantarán.

2017-12-21T11:27:20+00:00